Yuyaykuna

First-hand inspiration

Empieza a observar

Música


2 observaciones

Speakeasy Delhi

Chandni Chowk
24.02.17
No se trata de ningún bar de copas hipster situado en Old Delhi, ni de nada que huela a clandestino, aunque todo en the New Gramophone House parezca indicar lo contrario.

Situado a pocos metros de la estación de metro de Chandni Chowk, se encuentra una de las últimas tiendas de discos que quedan en pie en la ciudad, siendo ya un lugar de culto para cazadores y coleccionistas de vinilos, llegados de todas partes.

A nivel de nation branding, si alguien quiere saber cómo serán las ciudades en 50 años, que visite Old Delhi. Ahí encontrará todas las respuestas.

Encontrar la tienda siguiendo las indicaciones de google maps es una tarea relativamente fácil, para cualquier mortal que sepa leer una brújula o seguir una línea de puntos azules en la pantalla de su iphone. Pero una vez llegas a destino, decodificar la entrada de la tienda entre tantas señales, rickshaws y movimiento, no es tan fácil.

Y menos aún cuando la entrada de la tienda de discos es un speakeasy de manual. Como en cualquier tienda de discos, esperas encontrar la solemnidad de una biblioteca con la voz del último descubrimiento musical armonizando la velada. En vez de eso, nos encontramos con una zapatería al puro estilo mercadillo de fin de semana, con su griterío y sus incesantes entradas y salidas de personal, tocando toda la mercancía sin gastar una sola rupia.

Si no nos dejamos cegar por los buenos zapatos que tienen en exposición, podemos observar las primeras pistas de lo que nos espera en el primer piso, pegadas en el techo, junto al ventilador, los fluorescentes y las zapatillas a modo de adorno navideño.

Si consigues atravesar todas las cajas de zapatos, llegarás a la parte trasera de la tienda. Ahí verás unas pequeñas escaleras de piedra, sin su pertinente barandilla de seguridad, que te guiarán hacia el siguiente y último nivel. La tienda de discos New Gramophone House te estará esperando ahí arriba.

Al final de las escaleras, descubres que la tienda de discos parece más un pequeño almacén que una tienda de exposición, pero a medida que vas descubriendo pequeños detalles, observas que todo está en su debido lugar, desde los discos de 45 hasta el dueño del establecimiento, sentado en su esquina predilecta, de la que solo se levanta para buscar los pedidos más peculiares.

Lo sorprendente del lugar no es que todo esté ordenado. Lo realmente sorprendente es que sepan encontrar cualquier pedido entre tantos cajones y estanterías repletas de vinilos.