Yuyaykuna

First-hand inspiration

Empieza a observar

Comida


1 observaciones

Casa Marcelo

Santiago de Compostela
10.11.16

Discreto por fuera, increíble por dentro. Y no, no estamos hablando de este magnífico cabracho frito de aquí arriba, estamos hablando del renovado restaurante, que el maestro Marcelo Tejedor tiene ubicado a pocos metros de la plaza de O’cebreiro. Lo que más nos cautivó del lugar, comida aparte, fue su indefinición. No queda claro si estamos en un restaurante, en una taberna gallega, en una barra de sushi o asistiendo a un espectáculo de magia. Cuando algo no se puede etiquetar, buena señal!

¿Dónde está el logotipo? En branding, el logotipo suele ser de lo menos importante, aunque el 99% de los clientes sigan sin entenderlo.

Las perchas que cuelgan a la entrada del baño, los taburetes de la barra de sushi, los zapatos del nuevo pinche de cocina, todo es importante cuándo hablamos de marca. En Casa Marcelo todo está cuidado al milímetro. La elección del retail, el espacio y la iluminación pueden convertir una buena cena en una cena inolvidable. No importa si tienes la última moda en sillas de restaurantes importadas de Londres, si no conversa con el menú. Antes de tomar decisiones de retail es importante tener claro el objetivo y la misión.

Cuando cruzas la puerta de Casa Marcelo pierdes todo tu poder de decisión. Solo tienes que decidir cuándo ir al baño y qué fotos subir a tu instagram. Solo eso! Y por muy redundante que suene, es la mejor decisión que puedes tomar al llegar. Relájate, déjate llevar y disfruta. El sherpa Martín Vázquez y su gran equipo generan un espectáculo 360º que forma parte de la experiencia de marca. Martín tiene muy claro el ritmo, la técnica y el tono que debe marcar al grupo, a cada segundo, para que todo salga como el cliente no espera que salga.

Fuego, taburetes, sombras, pinceles, texturas, sorpresas, madera, concentración, mezclas, aromas... todo ello cocinado a muy poca luz y acompañado de un buen albariño.

Cuando una marca decide cambiar su identidad tiene que decidir qué tan grande será ese cambio. Normalmente se le plantean tres posibles escenarios, sobre los que deberá escoger en base a su nueva estrategia de marca. 1, cambio sutil. 2, evolución fuerte. 3, Trump. De las tres, en Casa Marcelo optaron por la tercera. Cambio radical en todos los puntos de contacto de la marca, empezando por cargarse el sagrado menú de cada día. Gracias! Gracias por elegir revolución y fusionar la tradición gallega con la japonesa!